Single Cell

Single Cell (o manta de frecuencias)

La historia ha demostrado que la WLAN siempre se ha utilizado para algo que no estaba previsto inicialmente. Por una parte, esto hace que esta tecnología sea muy atractiva y también muy flexible. Por otra parte, siempre está probando los límites y tiene el potencial de introducir riesgo técnico.

Desde el momento en que se introdujo la WLAN, los usuarios querían utilizarla de forma ambulante, lo que exigía movilidad entre puntos de acceso inalámbricos. Esta forma de itinerancia se implementó totalmente en las normas originales de Wi-Fi, (aunque al utilizar un portátil, estar desplazándose no es tan eficaz y los usuarios suelen reubicarse antes de volver a usar la WLAN).

Las dificultades empezaron realmente cuando los usuarios comenzaron a utilizar Voz sobre IP y WLAN (VoWLAN). Los usuarios observaron que la itinerancia no siempre era fácil y que las llamadas telefónicas se interrumpían. Esto generó una experiencia general negativa hacia la WLAN. Cuando la VoWLAN se convirtió en el siguiente paso hacia el futuro de la WLAN, varias empresas innovadoras aceptaron el desafío técnico y ofrecieron nuevas tecnologías (patentadas) para superar la experiencia negativa.

Single-Cell fue una de esas soluciones tecnológicas. La idea que hay detrás de Single-Cell es bastante sencilla:  toda la red funciona como un único canal; también se conoce como “manta de frecuencias”. Los usuarios no tienen que deambular entre canales, por lo que las llamadas no se interrumpen.

La idea era perfecta, pero no estaba prevista en las normas originales de Wi-Fi: Utilizar solo un canal en cada punto de acceso va contra la naturaleza de cómo interactúan unos canales con otros y es contrario a la función de evitación de colisiones de WLAN desarrollada originalmente. Sin embargo, para utilizar la tecnología de un único canal, varios fabricantes desarrollaron soluciones patentadas y ofrecieron soluciones VoWLAN viables.

En los últimos años, esta tecnología Single-Cell se ha utilizado con éxito pero las soluciones no han podido mantener el ritmo de la evolución de la WLAN. La solución funcionaba perfectamente con paquetes de datos pequeños (la voz consta de muchos paquetes pequeños), pero tenía graves problemas al tratar con tamaños de paquetes más grandes (datos en general). Como los usuarios, además de voz, querían enviar datos por la red WLAN, estas redes se hicieron menos escalables.

Por ello no aconsejamos el uso de ninguna solución basada en Single-Cell. En primer lugar, la tecnología no es a prueba de futuro; en segundo lugar, las normas WLAN han evolucionado de forma tal que la Calidad de Servicio (QoS, por sus siglas en inglés) para VoIP puede ofrecerse ahora mediante tecnologías WLAN que son norma industrial.

¿Desea obtener más información acerca de Single Cell? Solicite un paquete informativo gratuito o concierte una cita (sin compromiso por su parte).

Redes WiFi es una iniciativa de LANCOM Systems. LANCOM Systems es uno de los principales fabricantes alemanes de tecnología LAN inalámbrica basada en los estándares del sector.